cabecera
PRINCIPAL


Tomás Alonso. Nuevo presidente de AVS Euskadi:
“La opcion del alquiler se está imponiendo claramente entre los demandantes de acceso a una vivienda de proteccion pública”

 

Desde el 21 de octubre de 2011, Tomás Alonso es el presidente de la Asociación de Promotores de Vivienda y Suelo de Euskadi, AVS Euskadi. Alonso, que compatibiliza este cargo con el de Director General de Visesa, la sociedad pública promotora de vivienda del Gobierno Vasco, sustituye en la presidencia de AVS Euskadi a Ignacio Maiza, que dejó su puesto en la sociedad municipal Donostiako Etxegintza tras las elecciones municipales del pasado año.

 

Pregunta: ¿Cuáles son los principales retos de AVS Euskadi en este momento de crisis?

Los retos de AVS Euskadi se concentran en facilitar la consecución de los objetivos de sus miembros mediante la cooperación, el debate y la puesta en común de los problemas. La meta es proporcionar una vivienda digna a todas y a todos los ciudadanos de Euskadi, actuando tanto en materia de alquiler social y promoción de vivienda pública, como en rehabilitación y urbanismo. El hecho de que nos encontremos inmersos en una profunda crisis hace aún más trascendental este objetivo porque, en las circunstancias actuales, hay más personas que requieren de la actuación pública para acceder a una vivienda digna, ya sea en alquiler o en compra a un precio ajustado.

 

P. ¿Qué objetivos se va a marcar la nueva presidencia?

AVS Euskadi nace como un foro de encuentro especifico en nuestro ámbito geográfico, donde disponemos de competencias exclusivas en materia de vivienda, pero con un peso significativo dentro de la organización estatal, donde nuestros miembros atesoran una gran experiencia en vivienda pública. Tal vez nuestro mayor reto como asociación sea abrir nuestro conocimiento al ámbito externo, actuando de forma integrada y aumentar nuestra presencia como AVS Euskadi; una presencia que, frecuentemente, queda eclipsada por el protagonismo individual de nuestros componentes.

 

P. ¿Volverá la construcción a ser un motor de crecimiento?

Nada indica que en los próximos años vaya a ser lo que ha sido antes de 2009. Si nos referimos exclusivamente a Euskadi, es previsible se empiecen a manifestar mejoras en los indicadores de forma selectiva a partir del próximo año, aunque en 2012 vamos a seguir sufriendo mucho. En 2011 se ha batido el récord histórico de viviendas protegidas terminadas, aunque la vivienda libre sigue bajo mínimos. Sin embargo, existe una demanda latente en determinadas zonas y sectores, a la espera de la estabilización de los precios, del empleo y de las condiciones económicas. Aunque en Euskadi también se ha construido mucho, la situación no es equiparable al resto del Estado. La gran incógnita es saber si las medidas de ajuste que se están tomando en el conjunto del Estado nos van a llevar otro escenario…

 

P. ¿Se puede decir que el futuro es el alquiler?

Es lógico pensar que la opción de alquiler vaya ganando peso; de hecho, ya lo está haciendo. Por varios motivos: el primero es la dificultad para acceder a la financiación para comprar vivienda; otro, son las circunstancias económicas y la incertidumbre laboral actual, que afecta a la estabilidad en el empleo y a nuestra movilidad geográfica. La oferta de vivienda social en alquiler es la más asequible para la ciudadanía; sin embargo, existe un problema para que se amplíe sustancialmente y es la falta de financiación, ya sea de fondos públicos, dadas las fuertes restricciones presupuestarias, o de fondos ajenos, provenientes del mercado financiero. No obstante, hay programas de intermediación pública, que ya se han puesto en marcha y que pueden movilizar viviendas del mercado libre hacia el alquiler, con costes más ajustados.

 

P. Hay quien ve una nueva burbuja en los alquileres, ya que son prohibitivos en muchas capitales. ¿Es real?

Al igual que se vienen ajustando los precios de las viviendas en venta, es previsible que también se vayan ajustando los precios de los alquileres de las viviendas libres, que presentan una notable diferencia con respecto al alquiler social de viviendas públicas o con intermediación publica. Dos cuestiones pesan en el despegue del alquiler: por una parte, la perdida de la cultura del alquiler anterior a la década de los 60, con tópicos que hoy se están demostrando falsos, y por otra, la reticencia, basada en la desconfianza hacia la persona inquilina por parte de las personas propietarias: Si se superan estos aspectos es posible que se produzca un despegue definitivo de esta opción.

 

P. Y la rehabilitación, ¿qué papel juega?

La rehabilitación es una cuestión de sentido común. Tiene múltiples efectos beneficiosos. Por ejemplo, no consume nuevo suelo para viviendas, un bien limitado y escaso en Euskadi. También mejora las condiciones de habitabilidad y eficiencia energética de las edificios y viviendas, con la incidencia que ello tiene para el medio ambiente y la sostenibilidad. Otro aspecto, no menos importante, es el efecto que este tipo de intervenciones tienen en el empleo, ya que incide en muchos gremios de la construcción.

 

 

 

 

2012 AVS Euskadi